Precaución con las sustancias antinutritivas

Los alimentos antinutritivos son aquellos que impiden la absorción de los nutrientes de otro alimento a nuestro organismo. Provocando un déficit nutricional a pesar de llevar una dieta sana, variada y equilibrada. Es decir que no siempre el consumir los nutrientes necesarios es suficiente para tener una buena salud.

Algunas personas son propensas a que su organismo no asimile algunos nutrientes concretos, si además es una persona deportista el déficit nutricional puede agravarse. Por eso es importante conocer cuáles son las sustancias antinutritivas y cómo pueden influir en la absorción de algunos nutrientes.

Los antinutrientes se pueden clasificar en:

Sustancias que impiden la absorción de proteínas

  • Ovomucoide: es la antitripsina de la clara del huevo, e impide el aprovechamiento de su proteína si se consume cruda, ya que el ovomucoide se inactiva con el calor.
  • Antitripsina de la leche: es activa cuando la leche está a una temperatura de 37ªC, pero los tratamientos de pasteurización y esterilización a los que se somete la leche, produce la desnaturalización de esta sustancia. En el caso de la leche materna este efecto inhibidor es protector.
  • Antiproteasas de legumbres y cereales: Se inactivan con el calor al que sometemos estos alimentos para poder consumirlos. Ante un elevado consumo el organismo se defiende y aumenta su fabricación proteasas pancreáticas. Las legumbres tienen gran cantidad de algunos aminoácidos, para poder compensar las pérdidas ocasionadas por sus propias sustancias antinutritivas.

Sustancias que inhiben la absorción de las vitaminas.

  • Vitamina B8 (Biotina). Puede ser inhibida por una sustancia que se encuentra en la clara de huevo cruda.
  • Pescado contiene un antinutriente llamado tiaminasa que impide la absorción de la tiamina o vitamina B1. La falta de este micronutriente puede provocar debilidad muscular y problemas cardiacos como taquicardias y palpitaciones.

Sustancias que reprimen la absorción de minerales.

  •  Cafeína y teína. Inhiben la absorción del calcio por lo que si se tiene algún problema en los huesos como la osteoporosis, no se debe tomar la leche solo con el café o té.  En general es excelente para la salud. Reduce el colesterol, el estreñimiento, el cáncer de colon… pero hay que tener cuidado; ya que puede impedir la absorción de minerales como el hierro o el calcio.
  • Ácido oxálico es una sustancia que se encuentra en alimentos de origen vegetal como en las espinacas, el té, plátano… Ésta sustancia puede afectar a la absorción de minerales como el hierro, magnesio, cobre, fósforo e, incluso, el calcio. Por lo que al ingerir un plato de espinacas y mezclarlo con un lácteo, no solo no vamos a absorber el hierro, sino que tampoco el calcio.

Los envases metálicos garantizan una buena y variada alimentación

El ritmo de vida actual ha cambiado nuestros hábitos alimenticios. El trabajo, los horarios, los hijos, los hobbies… han alterado los patrones alimenticios tradicionales, produciendo, muchas veces, graves deficiencias en nuestra nutrición.

 Como bien sabemos, para gozar de una buena salud es esencial llevar una dieta variada, nutritiva y bien equilibrada. Es aquí donde entran en juego los envases metálicos que ofrecen la  garantía de calidad y las condiciones adecuadas para mantener en perfecto estado los alimentos.

Las conservas enlatadas son una manera sencilla de incorporar a nuestra dieta productos de todos los grupos alimenticios, en las cantidades adecuadas, además de ser productos frescos y nutritivos.

Además presentan en una gran variedad de tamaños que los hacen aptos para envasar todo tipo de productos y proteger su contenido nutricional durante un tiempo prolongado sin refrigeración y manteniendo sus propiedades nutricionales intactas.

Características de los alimentos envasados

  • Son alimentos frescos, nutritivos y saludables.
  • Desde que se recoge la cosecha hasta el enlatado pueden trascurrir, en algunos productos, entre 2 y 4 horas
  • El proceso de enlatado retiene en el interior del envase metálico el aroma, las vitaminas, antioxidantes y nutrientes esenciales, dejando fuera del mismo las impurezas.
  • Durante el tratamiento de conservación se destruyen las bacterias responsables del deterioro de la comida y los restos de pesticidas que a menudo se encuentran en los alimentos frescos.
  • Los envases metálicos son una solución real al desperdicio alimentario.
  • Facilitan ingerir alimentos de todos los grupos, tanto vegetales como animales, e incluso platos ya elaborados o productos gourmet y delicatesen.
  • Los envases metálicos son extremadamente resistentes, casi indestructibles, y actúan como almacenes de alimentos, capaces de guardar cosechas en buenas condiciones logísticas y climáticas.

Los alimentos envasados son claves para mantener un medio ambiente sostenible, contribuyen al equilibrio nutricional  del individuo y reducen la brecha del desperdicio de alimentos.

La dieta mediterránea reduce la depresión

 

La nutrición es básica para mantener una buena salud mental. Según los investigadores la carencia de algunos nutrientes puede provocar trastornos psicológicos como la depresión.

Seguir una dieta saludable es un factor clave para conseguir un correcto estado de salud mental. Una dieta variada, rica en nutrientes, equilibrada y de calidad, como es la dieta mediterránea ha demostrado que completa y salva las posibles deficiencias de nutrientes esenciales que son determinantes para tener una buena salud física y mental.

La dieta mediterránea caracterizada por el consumo de frutas, verduras, legumbres, pescado, aceite de oliva y frutos secos, ha demostrado tener una menor incidencia de enfermedades crónicas y psicológicas. Se asocia a un descenso del riesgo de enfermedades cardiovasculares, diabetes y deterioro cognitivo como por ejemplo reducir el riesgo de depresión.

El cerebro necesita una dosis adecuada de nutrientes clave, como los ácidos grasos omega-3, aminoácidos esenciales, vitaminas del grupo B y D, además de minerales como el zinc, el magnesio y el hierro. Nutrientes que aporta una dieta mediterránea equilibrada y de alta calidad. La calidad de esta dieta se considera como un modelo de alimentación muy saludable.

Según las últimas investigaciones, nutrientes como los ácidos omega-3 están directamente relacionados con bajos niveles de depresión grave. Otros estudios afirman que mejoran la salud mental general y pueden ser beneficiosos para personas con trastornos de bipolaridad.

Asegurarse una buena alimentación es esencial para nuestro desarrollo psico-físico. “Mente sana in corpore sano”

ALIMENTOS QUE AYUDAN A AUMENTAR LA MASA MUSCULAR

Una nutrición equilibrada es la base de toda dieta, y no hablamos de dieta como plan de adelgazamiento, sino como el conjunto de productos que se ingieren para el correcto funcionamiento de nuestro organismo.

Para lograr aumentar nuestra masa muscular debemos mantener una dieta completa y consumir los nutrientes que nuestro cuerpo necesita. Debemos tener en cuenta una primera premisa, casi siempre que ganamos músculo el cuerpo también gana kilos de grasa.

Además es fundamental llevar una vida sana, hacer ejercicio y beber mucha agua.

Alimentos que ayudan a aumentar la masa muscular

Todos los alimentos completan el aporte nutritivo que necesito el cuerpo, pero son las proteínas las que tienen un papel esencial en el desarrollo de la masa muscular.

Proteínas
Las proteínas son fundamentales para regenerar las miofibrillas musculares rotas en los entrenamientos y conseguir un correcto desarrollo del músculo. Para conseguir un aumento del desarrollo muscular es esencial tener una dieta rica en proteínas, al menos 1 gr por cada kg de peso, aunque esto dependerá del tipo de aumento que se quiera conseguir.

Hay muchos alimentos que nos ofrecen el aporte de proteínas que nuestro cuerpo necesita para obtener un aumento de nuestra masa muscular. Existen proteínas de origen animal y vegetal:

• Carne: es la fuente de proteínas más importante de origen animal, principalmente se encuentran en la carne de cordero, de cerdo y la carne de vacuno. Las carnes de ave también ofrecen aporte de proteínas pero en menor medida que las carnes rojas.

• Pescado: pescados como el atún, trucha, mero, merluza… son un gran aporte proteico.

• Huevos: Contienen gran cantidad de proteína, especialmente las claras, son de digestión rápida y las yemas están cargadas de lecitina y grasas saludables, pero se asimilan muy lentamente.

• Lácteos: leche, yogures, queso… preferiblemente consumir bajos en grasa.

• Legumbres: Soja, lentejas, garbanzos…

• Chía: son una excelente fuente de fibra y antioxidantes, calcio, proteínas y ácidos grasos omega 3.

• Frutos secos: Son alimentos muy energéticos, ricos en grasas, en proteínas, así como en oligoelementos.

Carbohidratos
La ingesta de carbohidratos es esencial para cargar al cuerpo de energía y ayudarle a una rápida recuperación y evitar perder masa muscular. Se recomienda consumir entre 40% a 80% de carbohidratos:

• Arroz
• Pasta integral
• Avena
• Tubérculos y raíces.

Grasas
Existen grasas saludables, insaturadas, las cuales nos ayudan a tener entre el 20 y el 35% de las calorías que nuestro cuerpo necesita. Es necesaria para regenerar los tejidos y proteger el músculo.

• Aceite de oliva (virgen extra).
• Nueces y almendras
• Pescado

Vitaminas y Minerales
Las vitaminas y minerales proveen al organismo de los recursos necesarios inmediatos para cumplir con sus funciones vitales, y mejorar la salud. El sodio, la avena y las vitaminas del grupo B son algunas de las más importantes.

CONSEJOS PARA IDENTIFICAR LA CALIDAD ÓPTIMA DE LA CARNE

La carne, ese preciado objeto de deseo de nuestra dieta mediterránea es uno de los aportes proteicos más importante para nuestro organismo. Cuando adquirimos este producto lo hacemos de manera sistemática y sin pararnos a observar aquellas características que ha de tener para que presente una calidad óptima.

La calidad de la carne es un aspecto objetivo, depende de factores externos e internos que la afectan en toda la cadena de trazabilidad de la misma, desde su origen hasta su consumo final. La calidad se determina por su porcentaje de grasa, su aspecto, olor, firmeza, jugosidad, ternura y sabor.

Consejos a tener en cuenta en el momento de comprar cualquier tipo de carne

Apariencia visual y firmeza
La carne en buen estado presenta un aspecto firme, con una consistencia suave sin llegar a ser blanda. Una pieza de carne de calidad se identifica por su veteado, las delgadas vetas de grasa que se distribuyen por todo el corte de la carne y que aportan sabor y jugosidad, color y retención de agua.

Olor
El olor de la carne debe ser suave y específico del animal que proceda. Se debe tener cuidado de no comprar una pieza de carne que presente un olor a rancio o fuera de lo común.
Suavidad
La suavidad que presente la carne dependerá de la especie y de la edad del animal del que proceda. Las carnes maduras y al vacío son más suaves y tienen un sabor más intenso.
Jugosidad y sabor
La jugosidad está relacionada con el veteado y el porcentaje de grasas que presente la pieza de carne. La carne que tiene un ligero borde de grasa y un veteado ayuda a retener los jugos y nutrientes. Un corte de carne con el porcentaje ideal de grasa le da un sabor más jugoso y mejor que uno sin grasa.

COCINAR, UNA BUENA TERAPIA CONTRA LA DEPRESIÓN

Seguro que muchos de vosotros habéis probado alguna vez el placer de cocinar, pues bien, que sepáis, que además de disfrutarlo, podréis estar realizando sin saberlo una terapia contra la depresión y otros problemas de salud mental.

El estrés al que estamos sometidos en nuestra vida diaria genera que en España entre 4% y el 5% de la población sufra algún tipo de trastorno depresivo, según datos recogidos en el informe ’Estrategia de Salud Mental del Sistema Nacional de Salud’.

Algunas clínicas médicas, terapeutas, psiquiatras y demás expertos en salud mental realizan cursos y actividades de cocina para tratar la depresión, ansiedad y otros problemas psicológicos.

La cocina es una herramienta perfecta para desconectar del estrés y de las preocupaciones del día a día. Para algunos es una actividad más de aprendizaje donde aprender a cocinar, mientras que a otros les ayuda a desconectar de sus problemas centrando la atención en esta tarea.

Las propiedades terapéuticas de la cocina residen, además de relajar por el propio acto de cocinar, en que es una actividad que motiva a conseguir una meta concreta cuyo fin último es satisfactorio y positivo para el usuario que lo realiza.

La cocina se ha convertido en una técnica derivada de las terapias de la conducta, donde los expertos motivan al paciente a alcanzar una nueva meta aprendiendo nuevas técnicas y sin ser conscientes de que están en mitad de una terapia.